You are shopping on a 128 bit SSL secured web site!
A to H List
I to Z List
AMINO ACIDS
ANTI-OXIDANTS
ANTI-PARASITES
BEST SELLERS
CHILDREN
COENZYME Q-10
DETOX & FIBER
ENZYMES
ESSENTIAL OILS
EYE FORMULAS
FEATURES
FEMALE
FIBROMYALGIA
FITNESS
GUAIFENESIN
HAIR-SKIN-NAILS
HERBS
HORMONES
IMMUNE SUPPORT
JOINT REPAIR
MALE
MEMORY
MINERALS
MULTI-VITAMINS
NEW PRODUCTS!!!
PHYTO-GREENS
PROBIOTICS
PROTEINS
TINCTURES
VITAMINS A-K
WEIGHT LOSS
 
Tratamiento de Fibromialgia y Cronica Fatiga!

INFORMACION SOBRE EL TRATAMIENTO DE FIBROMIALGIA

La Mejor Seleccion de Guaifenesin sin Receta

La Fuente Favorita en America de Guaifenesin


Tratamiento con Guaifenesin

Tratamiento De Fibromialgia y Fatiga Cronica

En los últimos 37 años, el Dr. Paul R. St. Amand, M.D, ha tratado con éxito a 3,500 pacientes de fibromialgia con varias drogas del uricosúrico (gota), incluyendo más recientemente la medicación sencilla, guaifenesin. Muchos de sus pacientes también han tenido vulvodynia, que el considera parte de la enfermedad.

Síntomas de Fibromialgia

El síntoma mas significante de fibromialgia es el dolor y tiesura en los músculos, tendones y ligamentos. Otros síntomas comunes incluyen la fatiga, el mal humor, la depresión, el deterioro de la memoria, y la carencia de la concentración. A menudo, los fibromialgiacs (pacientes que sufren de fibromialgia) también sufren del síndrome del intestino irritado, síndrome urethral, cópula dolorosa, dolores de cabeza, manos y pies ardientes, y otros males. En conclusion, la gente con fibromialgia tienen muchas quejas.

Fibromialgia aparece ser una anormalidad bioquímica heredada que sobre todo afecta a las mujeres. Los síntomas se pueden desarollar a cualquier edad, incluyendo la niñez, y progresan en ciclos. Al principio, pueden ser suaves con remisiones entre ataques. Sin embargo, los síntomas se empeoran eventualmente, y el paciente ya no disfruta de dias mejores entre los malos.

Después de que los pacientes han tomado el guaifenesin, los síntomas desaparecen de la misma manera que aparecieron, en ciclos, pero de una manera mucha mas rapida. Desafortunadamente, los sintomas empeoran al iniciar la terapia del guaifenesin, puesto que la revocación de la enfermedad afecta varias áreas simultáneamente. Sin embargo, días mejores aparecen de una forma gradual y progresiva, eventualmente restaurando al paciente a un estado normal. Segun el Dr. St. Amand, dos meses de terapia con guaifenesin, a la dosis adecuada, revoca por lo menos un año de la enfermedad.

Tratamiento y Teoría

Guaifenesin, un medicamento usado para aflojar la mucosidad, es ligeramente uricosúrico. Medicamentos uricosúricos se utilizan para tratar la gota causando la excreción urinaria del ácido úrico. Hace muchos años, absolutamente por accidente, el Dr. St. Amand descubrío que las drogas uricosúricas también ayudan a la mejoria de la fibromialgia. (Nota: Segun el Dr. St. Amand, la fibromialgia y la gota no tienen ninguna conexión.) Al contrario de las drogas uricosúricas, el guaifenesin no ha documentado efectos secundarios.

Despues de haberse tropezado sobre un tratamiento eficaz, el Dr. St. Amand le parecio apropiado formular una teoría basada en los resultados. El analizo la orina de algunos pacientes, en un periodo de 24-horas, antes y después del tratamiento con guaifenesin. El Dr. St. Amand encontro un aumento significante en la excreción del fosfato y un aumento moderado del oxalate y del calcio después del tratamiento con guaifenesin. El Dr. St. Amand sospecho que las células del cuerpo de los fibromialgiacs conservan cantidades anormales de sustancias que se deben haber excretado por los riñones. Esta anormalidad, que puede ser debido a una deficiencia enzimática heredada, conduce a los sintomas asociados con la fibromialgia.

Segun el Dr. St. Amand, el exceso del fosfato intracelular, y posiblemente del oxalate, se acumula en células y previene la formación de energía en la mitochondria. Otros investigadores han descubierto anormalidades bioquímicas en conexión con fibromialgia.

Controlando la Fibromialgia

El guaifenesin es el medicamento más efectivo para invertir fibromyalgia. La reaccion del paciente determina la dosificación adecuada del guaifenesin. Varía de 300 mg dos veces al día hasta 3600 mg al día. Guaifenesin se ha utilizado por más de veinte años, no tiene ningún efecto secundario significante, y es seguro para los niños.

Segun el Dr. St. Amand, el empeoramiento de los síntomas de fibromialgia al comienzo del guaifenesin señala que la revocación está en proceso. Mientras que progresa la revocación, una mejoria ocurre gradualmente.

Inicialmente, El Dr. St. Amand receta 300 miligramos dos veces al día, por una semana. Si los sintomas empeoran, ésta es la dosis adecuada y se debe mantener. Esta dosis es suficiente en el 20% de los pacientes. Si los síntomas no se empeoran, el Dr. St. Amand aumenta a 600 miligramos dos veces al dia. El 50% comienzan a invertir la fibromialgia en esta dosis. Esto deja cerca del 30% que necesita cantidades mas altas de guaifenesin. Segun el Dr. St. Amand, estos pacientes requieren que la dosis del guaifenesin se continue elevando lentamente hasta que una exacerbación de síntomas occurra. Cada dos meses en la dosis apropiada deben invertir por lo menos un año de ruina metabólica acumulada. Así, cuanto más larga la enfermedad ha sido presente, más el tiempo será necesaria para la revocación total. Lesiones más nuevas despejan primero y las mas viejas por último.

El progreso del tratamiento se mide en la mejoria de sintomas y en la identificacion de los puntos blandos. Una vez el guaifenesin "despeja" la fibromialgia del cuerpo, los sintomas y los puntos blandos van disminuyendo hasta desaparecer.

Aspirina y Los Salicylates: Un aspecto clave del tratamiento de la fibromialgia es que los salicylates, contenidos en aspirina y otros compuestos, bloquean totalmente los efectos de todas las drogas uricosúricas, incluyendo guaifenesin. La piel absorbe fácilmente los salicylates, que existen en algunos cosméticos y desodorantes.

Así, los pacientes que usan el guaifenesin no deben tomar aspirina u otros productos que contienen salicylates. El aceite de ricino, "Listerine" y "Ben Gay" son unos de los productos culpables que bloquean la acción del guaifenesin. Cuando ocurre el bloqueo, los pacientes no tienen ningún efecto notable; no obtienen ningun alivio de la fibromialgia.

Hipoglicemia: Otra complicacion en el tratamiento del guaifenesin es la hipoglicemia, o "azúcar baja en la sangre," mejor definido como la intolerancia del carbohidrato. Algunos de los muchos síntomas de la hipoglicemia incluyen el cansancio, pánico, palpitaciones y mareos después de el consumo del azúcar o el almidón. Hipoglicemia se puede controlar con una dieta que elimina el azúcar, la mayoría de los carbohidratos, y la cafeína.

En su practica, el Dr. St. Amand ha visto muchos hipoglicemicos; ha encontrado que alrededor del 40% de sus pacientes de fibromialgia son hipoglicémicos. Es obligatorio que los dos síndromes se traten concurrentemente, segun el Dr. St. Amand, o el paciente no se sentirá mejor. El desague de energia de la hipoglicemia puede hacer el tratamiento del guaifenesin intolerable.

Dosis de Mantenimiento: Puesto que las anormalidades heredadas como fibromialgia no pueden ser curadas, sólo controladas, los pacientes deben tomar el guaifenesin por el resto de sus vidas, o los síntomas volverán. Por lo tanto, una dosificación del mantenimiento es necesaria, generalmente la misma cantidad que se uso en el tratamiento. Segun el Dr. St. Amand, algunos de sus pacientes han estado tomando las drogas uricosúricas por más de 30 años, y mantienen una alta calidad de la vida.

PRODUCTOS GUAIFENESIN PARA FIBROMIALGIA

Regresa al Principio


Fibromialgia: Lo Fundamental

Traducido del libro "Fibromyalgia and Chronic Myofascial Pain: A Survival Manual edition 2, by Devin J. Starlanyl and Mary Ellen Copeland [(c) copyright mark] the authors, 2001."  . El título significa en Español: "La Fibromialgia y el Dolor Miofascial Crónico: Un Manual de Supervivencia, por la Dra. Devyn Starlanyl".

Traducido por Guillermo Limón.

La Fibromialgia (FMS) es la causa mas común de dolor generalizado (Bennet, 1995), sin embargo puede seguir sin diagnóstico por mucho tiempo.  La falta de certeza y el frecuente diagnóstico equivocado pueden llevar a un considerable desastre en las vidas de los pacientes.  Todos los expertos en este campo parecen tener su propia estimación de cuantas gentes realmente tienen FMS.  La confusión seguirá hasta que los doctores sean entrenados en diagnóstico formal y diferencial.  La mayoría de los pacientes con FMS son mujeres, per sin embargo, los expertos no se ponen de acuerdo.

La fibromialgia no es una "enfermedad de moda".  Por muchos años la profesión médica la llamó de diferentes maneras, incluyendo "reumatismo crónico" y "fibrositis".  La mayoría de los médicos aún carecen de las habilidades para diagnosticarla y tratarla efectivamente.  La FMS, como muchas otras condiciones, no es curable en este momento, pero sí es muy tratable, y hay muchas formas de mejorar tu salud y calidad de vida.  Puedes ir con el doctor con síntomas que no tienen nada que ver, desde confusión mental hasta pies que queman, pero éstos están usualmente acompañados por una sensación de resfriado generalizado que afecta todos los aspectos de tu vida. Cada parte del libro "Fibromyalgia and Chronic Myofascial Pain: A Survival Manual, edition 2" tiene su propia sección de referencias de publicaciones médicas al final del capítulo.  También hay instrucciones de cómo obtener estos materiales de referencia.

El Colegio Americano de Reumatología, la Asociación Médica Americana, La Organización Mundial de la Salud, y los Institutos Nacionales de Salud todos han aceptado la FMS como una entidad clínica legítima.  Si tu doctor dice "no creo que la FMS", estás con el doctor equivocado.  En el seminario Travell de Enfoque en el Dolor del 2000, el Dr. I. Jon Russell, editor de el Journal of Musculoeskeletal Pain, mencionó el uso de la Imagenología de Resonancia Magnética (MRI), que muestra la actividad del cerebro.  En un individuo saludable, cuando presionas las áreas de puntos sensibles ("tender points"), hay una mínima respuesta, pero en un paciente con FMS, "el resultado fue salvaje.   Todo el cerebro se volvió loco".  Algo pasa en la FMS en el sistema nervioso central que no le sucede a la gente sana.

La FMS es una fuente de discapacidad sustancial (Kaplan, Schimdt y Cronan, 2000).  Esto es especialmente cierto si la has tenido por un periodo prolongado sin soporte médico adecuado.  Casi todos aquellos con FMS exhiben habilidades reducidas de coordinación y de resistencia, aunque algo de esto se debe a la co-existencia de Dolor Miofascial Crónico (CMP).

La Fibromialgia es un síndrome complejo caracterizado por amplificación de dolor, dolencias musculoesqueletales, y síntomas sistémicos.  En la FMS hay un disturbio generalizado de la manera en que el dolor es procesado por el cuerpo (Morris, Cruwys & Kid, 1998.  Una definición de FMS es la alodina generalizada e hiperalgesia (Russell, 1998).  Alodinia significa sensaciones no dolorosas que son traducidas en sensaciones dolorosas.  Hiperalgesia significa que tus sensaciones de dolor están amplificadas.

Puedes ser sensitiva(o) a los olores, sonidos, luces y vibraciones que otros ni siquiera perciben.  El sonido emitido por las luces fluorescentes te puede distraer.  Tu cuerpo puede a veces interpretar el tacto, luces o aún el sonido como dolor.  El sueño, o la falta de éste, juegan un papel crucial en la FMS.  Los disturbios del sueño, la sensación de hinchazón, y la intolerancia al ejercicio, están significativamente relacionados con la FMS (Jacobsen, Petersen y Danneskiold-Samsoe, 1993).

Además de los Puntos Sensibles (Tender Points), el síntoma esencial de la FMS es el dolor, excepto en pacientes de mas edad.  Ellos tienen mas problemas con la fatiga, hinchazón de los tejidos blandos, y depresión (Yunis, Holt, Masi, et.al. 1998).  En la gente joven la incomodidad después del ejercicio ligero, fiebre ligera y temperatura corporal mas baja de lo normal, así como la sensibilidad de la piel, son comunes (Reiffenberger y L.H. Amundson, 1996). 
Sensibilización Central

"Ya se ha establecido que una disfunción en el sistema nervioso central (SCN) es la responsable primaria de la sensibilidad aumentada al dolor en la Fibromialgia (Simons, Travell y Simons, 1999, p 17).  Hay una sensibilidad de los tejidos profundos mediada por el SNC, que por lo que mucha gente cree que éste síndrome es una condición muscular.  Todo lo que resulta en una lastimadura de tejidos, ya sea de un trauma físico obvio como un accidente automovilístico, o de cambios bioquímicos sutiles, puede causar hipersensibilidad en el lugar de la lastimadura.  Si hay trauma repetitivo o continuo, otras áreas pueden desarrollar hiper-sensibilidad (Yaksh, Hua, Kalcheva et al. 1999).

La tendencia a desarrollar FMS puede ser hereditaria. Muchas madres con FMS tienen hijos con FMS.  Debido a que los factores psicológicos y familiares no fueron diferentes en hijos con ó sin FMS, esto puede deberse a la genética (Yanus, Kahn, Rawlings, et. Al. 1999).  En 1989, Pellegrino, Waylonis y Sommer encontraron que la FMS se puede heredar sobre la base autosomal dominante.  Estos significa que aproximadamente la mitad de los hijos de un padre con FMS eventualmente desarrollará FMS.  Entre mas rápido se reconozca y trate la FMS, mas fácilmente se controlaran los síntomas.  En el mencionado libro "Fibromyalgia and Chronic Myofascial Pain: A Survival Manual, edition 2", (Fibromialgia y Dolor Miofascial Crónico: Un Manual de Supervivencia, Edición No.2) hay una parte que trata con asuntos relativos a la edad, desde niños hasta ancianos, en la última parte del libro.

Lo que la Fibromialgia no es

La FMS no es un desorden musculo-esqueletal (Simms, 1998).  Se le debería haber llamado.  Se debería de llamar "Mialgia del Sistema Nervioso Central"; ahí es donde está la disfunción.  En la FMS, las fibras musculares no son las que causan el problema, aunque sí hay cambios celulares causados por la disfunción bioquímica de la FMS.  La FMS es un desorden bioquímico, y estas sustancias afectan a todo el organismo.  No puedes tener FMS solo en la parte posterior de las manos; o la tienes en todos lados o no la tienes en absoluto.  Si tienes dolencias localizadas, éstas probablemente no sean causa de la FMS, aunque la FMS puede estar amplificando los síntomas locales.

La Fibromialgia no es progresiva (Wolfe, Anderson, Harkness et al 1997).  Si tu enfermedad está empeorando significativamente al través del tiempo, hay un factor que la perpetúa o agrava, o hay una condición que co-existente que no se ha atacado; si identificas estos factores o condiciones y buscas eliminarlos rápidamente, tus síntomas deberán de ceder considerablemente.  La Fibromialgia no es un diagnóstico de exclusión.  Puedes tener condiciones co-existentes, como Esclerosis Múltiple (MS), artritis, y/o Dolor Miofascial, y aún tener amplificación de dolor debida a la FMS.

La Fibromialgia no es un resumidero para el diagnóstico.  Es un síndrome específico, crónico, no degenerativo, no inflamatorio.  No es una enfermedad.  Las enfermedades tienen causas bien conocidas y mecanismos bien entendidos que producen los síntomas.  Un síndrome es un juego específico de signos y síntomas que ocurren juntos y están clasificados como síndromes.  La artritis reumatoide, el lupus, y muchas otras condiciones serias son también síndromes.

La fibromialgia no es lo mismo que el Dolor Miofascial Crónico (Gerwin, 1999).  Es fundamentalmente diferente de una manera importante (Simons, Travell y Simons, 1999, p 18).  No hay tal cosa como "un Trigger Point (Punto Gatillo ó TRP) de Fibromialgia", si tu doctor o fisio-terapeuta menciona tal cosa, ésta es una seria advertencia de que está mal informado.  Los TRPs son parte del dolor Miofascial, no de la FMS, y tu profesional de la salud debe de entender esto.

La FMS no es lo mismo que el Síndrome de Fatiga Crónica e Inmunodeficiencia (CFIDS, por sus siglas en Inglés), aunque ambos pueden ser parte de la misma familia de disfunciones del sistema nervioso central.  En un estudio, se determinaron los niveles de sustancia P en el líquido cefaloraquídeo de 15 pacientes con CFIDS; todos los valores estuvieron en el rango normal.  La mayoría de los pacientes con FMS tienen elevada la sustancia P en el líquido cefaloraquídeo.  Esto apoya la noción de que la FMS y el CFIDS son desórdenes diferentes a pesar de que hay síntomas que se traslapan (Evengard, Nilsson, Lindh et al, 1998).

Otro estudio apunta a que "en la FMS, hay una condición de hiper-excitabilidad fisiológica.  En el CFIDS, una respuesta morra, exactamente la opuesta, es lo que ocurre" (Crofford, 1998).

La Fibromialgia no solo es dolor generalizado o musculos achacosos.  En la población general, los adultos que cumplen la definición del Colegio Americano de Reumatología (ACR, por sus siglas en Inglés) sobre la FMS, parecen tener diferentes rasgos comparados con aquellos con dolor generalizado que no cumplen dichos criterios (White, Speechley, Harth et al, 1999).  Hay muchas condiciones que causan dolor además de la FMS.  El Dolor Miofascial Crónico (CMP por sus siglas en Inglés), puede causar dolor generalizado debido a las cascadas de los mencionados puntos gatillos o TrPs, por ejemplo.  Los efectos secundarios de algunos medicamentos pueden hacer lo mismo.

La Fibromialgia no es homogénea.  La causa del dolor muscular y la alodinia puede no ser iguales en todas las personas que cumplan los criterios del ACR para la FMS (Henriksson, 1999).  La FMS incluye pacientes con diferentes mecanismos de procesamiento del dolor (Sorensen, Bengtsoon, Ahlner et al, 1997).  Hay muchos sub-grupos de FMS.  Un estudio separó algunos sub-grupos dentro de categorías coherentes (Eisinger, Starlanyl, Blotman, 2000), por lo que esta separación puede ayudar a decidir los regímenes de tratamiento que tengan mas probabilidad de ayudar a pacientes específicos.

La Fibromialgia no es una enfermedad mental, y no debe de clasificarse como tal.  Algunas personas con FMS también tienen enfermedades mentales.  Algunas personas que roncan al dormir también tienen enfermedades mentales, pero eso no significa que la ronquera es causada por enfermedades mentales.  Los estudios han demostrado que la incidencia de problemas mentales no es mas alta en pacientes con FMS que aquellos con cualquier otro problema o síndrome de dolor crónico (Goldenberg, 1989); Merskey, 1989).

"Ahora ya hay evidencia clínica de que la FMS representa un desorden reumático distintivo y no debe de ser considerada como una enfermedad psicosomática, secundaria a un desorden psiquiátrico" (Dunne y Dunne, 1995).  "Los datos de la Entrevista de Diagnóstico Psiquiátrico no lograron discriminar de ninguna manera significativa entre el síndrome primario de fribomialgia (un desorden que no tiene una etiología orgánica conocida) y la artritis reumatoide (un desorden con etiología orgánica conocida)" (Ahles, Jhan, Yunues et al, 1991).

La FMS no es infecciosa.  Pero las infecciones pueden iniciar una cascada neuro-química de FMS.  Esto no significa que la FMS sea en si misma infecciosa.  La FMS ó el CMP pueden ser iniciados por eventos detonadores tales como estrés, infecciones, contaminación, y dieta.

Los Puntos Sensibles ("Tender Points" en Inglés) duelen al ser presionados, pero no refieren dolor.  Presionar un Punto Sensible fibromiálgico no causa dolor en otra parte del cuerpo.  El examinador debe usar suficiente presión para que la punta del dedo (en la uña) palidezca, que es como 4 kilos de presión.  La definición oficial requiere que los Puntos Sensibles estén presentes en los cuatro cuadrantes del cuerpo, la parte superior izquierda y derecha, y la parte inferior izquierda y derecha.  Los Puntos Sensibles ocurren en pares, de tal forma que el dolor está distribuido igualmente en ambas partes del cuerpo.


Puntos Sensibles de la Fibromialgia [Diagrama]
 
 
En la parte posterior de tu cuerpo, los Puntos Sensibles están presentes en lo siguientes lugares:

A lo largo de la columna vertebral en el cuello, donde la cabeza y el cuello se encuentran.

En la línea superior del hombro, un poco antes de la mitad de la distancia entre el hombro y el cuello.

Aproximadamente a tres dedos (ancho de dedos), en diagonal, hacia adentro de los puntos anteriores.

En la espalda bastante cerca de las depresiones ("hoyitos") que se forman por encima de las sentaderas, a menos de la mitad de la distancia hacia la columna.

Debajo de las sentaderas, muy cerca del borde exterior del muslo, a unos tres anchos de dedo.

En la parte frontal del cuerpo, los Puntos Sensibles están presentes en los siguientes lugares:

En el cuello, justamente arriba del borde interno de la clavícula.

En el cuello, un poco mas afuera de los puntos anteriores, como unos cuatro anchos de dedo hacia abajo.

En la parte interna (palmar) del antebrazo, como unos tres dedos de ancho debajo de la bola interna del codo.

En el lado interno de la rodilla, en el abultamiento de grasa que se forma.

La cuenta de Puntos Sensibles puede disminuirse con tratamiento médico adecuado y el cuidado personal, pero eso no significa que la FMS se ha curado. Simplemente significa que ya has aprendido a manejar los factores perpetuantes, y que las condiciones co-existentes están ya bajo control.

En la FMS, creemos que muchas veces hay un evento detonador o iniciador que activa los cambios bioquímicos, causando una cascada de síntomas.  Por ejemplo, el luto permanente de seis o mas meses puede activar la FMS.  El trauma acumulado, partos prolongados, cirugía de corazón abierto, y hasta la reparación quirúrgica de la hernia inguinal han sido eventos iniciadores de la FMS.  El inicio de cada caso de FMS probablemente tiene muchas casuas (Bennett y Jacobsen, 1994).  No todos los casos de FMS están relacionados con un acontecimiento detonador que inicie el primer evento de aparición del conjunto de síntomas simultáneos (en adelante nos referiremos a este evento "flare", de su significado en Inglés).

La FMS parece ser el resultado de muchas cascadas de neuro-trasmisores (Fibromialgia Advocate, Parte 2).  Estas cascadas son como un salto de agua que empieza arriba y va cayendo, rebotando en las piedras y riscos hacia abajo, desgastando la roja, moviendo piedra suelta, y cambiando el río en su trayecto.  La cascada neurotransmisora puede causar cambios a lo largo de tu cuerpo, y muchos de estos cambios provocan cascadas propias.  Una vez que empiezan, la combinación de factores periféricos y centrales se juntan para hacer los cambios crónicos, y el resultado es lo que conocemos como la Fibromialgia.  Cada paciente tiene diferentes "sustancias informativas" alteradas en diferentes maneras.

La Fibromialgia (FMS) y el Dolor Miofascial Crónico (CMP, por sus siglas en inglés) ambas comparten el dolor muscular como síntoma.  Esto ha provocado que muchas personas con dolor bilateral o con dolor muscular generalizado sean diagnosticadas con FMS cuando de hecho tienen síndrome de dolor miofascial u otros tipos de dolor muscular.  Algunos de nosotros sólo tenemos FMS, algunos tienen algunos puntos gatillos (TrPs por sus siglas en inglés) y pueden haber sido diagnosticados con FMS, y algunos tenemos Dolor Miofascial Crónico generalizado.  Cuando el CMP generalizado y la FMS ocurren juntos, pueden causar mas del doble de los problemas.
 
En este momento no hay cura para la Fibromialgia, aunque hay muchos tratamientos que ayudan.  Si hay curas para muchas de las otras causas de dolor generalizado, pero tu médico tiene que entender que no todo el dolor generalizado es FMS.
 
“La literatura de fibromialgia está saturada de referencias al dolor miofascial como un síndrome regional, en contraste con la Fibromialgia como un síndrome generalizado.  Este es un concepto particularmente peligroso en el dolor crónico, donde el dolor miofascial tiene mas tendencia a generalizarse”. (Gerwin, 1999).  Es importante para los miembros de un equipo médico entender los patrones de dolor que se traslapan existentes en los pacientes con Dolor Miofascial Crónico.  Al eliminar o minimizar los factores perpetuantes y tratar adecuadamente los TrPs, los patrones de dolor de un músculo aislado eventualmente aparecerán, y entonces esos TrPs podrán ser tratados.  
 
La gente con el complejo de FMS y CMP enfrentan mas que dos juegos de síntomas de ambas condiciones.  La terapia física y otras formas de tratamiento deben proceder cuidadosamente.  Cualquier tratamiento intentado será mas complicado y menos exitoso que cuando un paciente tiene solo una de las dos condiciones.  Hay tantas variedades posibles de FMS, con un potencial de tantas substancias informativas (hormonas, neurotrasmisores, péptidos, etc.) y equilibrios que pudieran ser afectados de muchas y diferentes maneras.  Suma a esto a todo el potencial de combinaciones de TrPs, y las combinaciones potenciales y factores perpetuantes, y verás que la vida puede ser muy retadora.
 
No importa que tan complejo esto es para el médico (y para todo mundo) el lidiar con ello, es infinitamente más complejo para nosotros, los pacientes.  Debemos lidiar con este enloquecedor juego  de síntomas, muchas veces con un cerebro que no funciona bien y un cuerpo que no parece comunicarse bien uno con el otro, afrontando un mundo que es muchas veces abrumador y disfuncional.  Es cierto que, como pacientes, debemos de manejar nuestras vidas y cooperar haciendo lo mejor con lo que tenemos.  Eso es todo lo que nosotros podemos hacer.  Pero es trabajo de nuestro equipo médico el apoyarnos.  Eso significa que ellos necesitan darnos mas que un alegre saludo y una palmada en la espalda.  Necesitamos guía y dirección.  Necesitamos ayuda para buscar los factores perpetuantes y condiciones coexistentes.
 
Los TrPs miofasciales se pueden tratar localmente, y considerar y tratar los factores.  La Fibromialgia necesita tratarse a nivel sistémico, y considerar y tratar los factores perpetuantes. (Borg-Stein, 1996).

La Miofascia 

El dolor miofascial es probablemente la causa mas común de dolor musculoesqueletal en la práctica médica (Immamura, Fischer, Imamura, et.al 1997).  El dolor de la disfunción miofascial es probablemente la fuente de muchos de tus síntomas.  Un pequeño cambio en la miofasica causa gran estrés a otras partes de tu cuerpo.
 
La fascia superficial está pegada por debajo de tu piel.  Los canales capilares y los vasos linfáticos corren a través de esta capa, así como muchos nervios.  La grasa subcutánea está pegada a ésta.  Si tu fascia superficial está sana, tu piel se puede mover fluidamente sobre la superficie de tus músculos.  En la fibromialgia (FMS) o el dolor miofascial crónico (CMP), casi siempre está pegada, no corre.
 
La fascia profunda es un material mucho mas duro y denso. Tu cuerpo usa la fascia profunda para separar secciones mas grandes, tales como la cavidad abdominal.  La fascia profunda cubre algunas áreas como si fueran enormes envolturas, protegiéndolas y dándoles forma.  La fascia profunda también separa los músculos y los órganos.
 
Hay una tercera capa de fascia, llamada la fascia sub-sérica. Este es un tejido suelto que cubre tus órganos internos sostiene la rica red de vasos sanguíneos y linfáticos que los mantienen húmedos.  Hasta tus células tienen un tipo de cito-esqueleto conectado a una red de fascia, que es lo que le da a las células su forma y les permite funcionar.  La mio-fascia es fascia que está relacionada con el tejido muscular.  La miofascia permite la compresión y la tensión, así como la relajación de los músculos.
 
La fascia también es el material que forma las adherencias y el tejido de cicatrización.  Cuando tu estás sano, la sustancia base tiene una consistencia gelatinosa de tal forma que puede absorber las fuerzas que se generan cuando te mueves, o si sufres un accidente.  Cuando la sustancia base se endurece, es como si te hubieran vertido cemento en los espacios fasciales (Barnes, 1990).
 
En la miofascia está el material llamado sustancia base.  La sustancia base que es parte de la fascia puede ser como gelatina suelta, o como el empaque de gel-espuma, o como el aislamiento de espuma de poliestireno.  Se puede endurecer y perder su elasticidad.  Cuando la sustancia base cambia de líquido a gel, y luego a su forma más solida, la miofascia se endurece.  No regresará a su estado líquido previo sin intervención externa.  Uno de las tareas principales de la sustancia base es transferir nutrientes desde donde son transformados en materiales utilizables hasta el lugar donde serán utilizados, y retirar los productos de desechos de éstas áreas de uso.  Este intercambio y transporte a través de las fuerzas de difusión se lleva a cabo en la sustancia base.
 
Se pueden formar capas de adhesión miofascial en cualquier lugar a lo largo de los nervios y bloquear su funcionamiento normal.  Muy seguido, la fascia se ha considerado por el mundo médico como simplemente un material de empaque, simple tejido conectivo entre las áreas funcionales.  La movilidad, elasticidad y “resbaladizidad” de la fascia no puede ser apreciada disecando cadáveres embalsamados en la escuela de medicina (Leahy y Mock, 1992).

Los TrPs miofasciales son puntos extremadamente dolorosos que pueden presentarse en todo el cuerpo.  Se pueden sentir como bolas o nódulos dolorosos.  Los TrPs causan dolor el final del rango de tus movimientos cuando te estiras, por lo tanto evitas estirarte porque duele.  Las circulación en los pequeños vasos capilares se ve obstruida cerca de un TrP.  Es difícil para los nutrientes y el oxígeno llegar ahí, y desechos metabólicos del músculo no son fácilmente eliminados.  Otros músculos se reparte la carga de trabajo del músculo debilitado, y estos músculos sobre-trabajados desarrollan a su vez TrPs.  Los TrPs no son lo mismo que los Puntos Sensibles de la Fibromialgia.
 
Muchas veces los TrPs se sienten como bolas de fascia endurecida.  Los TrPS latentes no duelen a menos que se les presione.  Causan tensión muscular aumentada y usan energía extra.  Restringen el movimiento y debilitan y previenen el enlongamiento total del músculo.  Los TrPs activos causan dolor referido y otros síntomas en patrones de dolor pre-establecidos cuando tu mueves el músculo.  Si continúas usando el músculo y los fuerzas a trabajar mas duro, el dolor puede permanecer cuando el músculo entra en reposo.
 
Algunos de los TrPs existen como parte de un patrón de dolor, algunos refieren el dolor a otras partes del cuerpo. Algunos hacen ambas cosas.  El dolor de los TrPs es profundo, intenso y continuo (similar al dolor de muelas).  La intensidad puede variar de una incomodidad ligera, hasta la tortura discapacitante.  Si algún nervio es atrapado y apretado por la miofascia inflexible, el dolor se puede sentir como ardiente, agudo y lacerante.  El dolor de TrPs, a diferencia del dolor de los Puntos Sensibles de la Fibromialgia, está raramente distribuido de igual forma de los dos lados del cuerpo, a menos que el dolor miofascial se vuelva crónico.
 
Los TrPs “satélites” se desarrollan en el músculo porque dicho músculo se encuentra en el área de dolor referido de el TrP primario.  Los TrPs “secundarios” se desarrollan en el músculo que está sobrecargado porque está compensando o sustituyendo a un músculo que contiene TrPs primarios, como se explicó anteriormente.  Esto explica como se propaga el dolor miofascial.  Ahí esta la diferencia entre una condición que empeora y una enfermedad progresiva.  Una condición realmente progresiva no puede ser revertida.  Las terapias comúnmente aplicadas para el dolor miofascial, pueden provocar una sustancial y abrupta reducción en la intensidad del dolor (Skootsky, Jaeger and Oye, 1989).  Si tus síntomas esta progresivamente empeorando con el tiempo, ése es el signo de que hay un factor perpetuante y/o una condición co-existente que no ha sido tratada.
 
Por muchos años, el énfasis ha sido en el dolor causado por los TrPs miofaciales, porque el dolor puede ser bastante prominente.  Aún de manera mas significativa, los TrPs causan debilidad muscular y un rango reducido de movimiento.  Los terapeutas físicos y ocupacionales, así como los médicos, seguido recomiendan ejercicios de fortalecimiento sin entender que el TrP están inhibiendo al músculo.  No se puede fortalecer un músculo con un TrP.  Los TrPs empeorarán y desarrollarán TrPs Satélites y Secundarios. La terapia física errónea puede ser un factor perpetuante primario en estos casos.
 
Tus músculos pueden ponerse tan tensos que tu ya no sientes las bolas, ni las tensas y correosas bandas en tus músculos.  Eso no significa que los TrPs ya no están ahí.  Lo que puede significar es que tus músculos se han hecho fribóticos.  Esto es bastante difícil de revertir.  Pero cuando tu progresas en una terapia exitosa, los TrPs mas antiguos van apareciendo, capa por capa.  Esto puede ser frustrante a veces, mientras te deshaces de un TrP otro aparece al liberarse los tejidos musculares.  Para esto, recuerda cuanto tiempo le llevó a tu cuerpo llegar a esta condición, y ten paciencia.

Dolor Miofascial Crónico:
Los Puntos Gatillos (TrPs) pueden causar dolor generalizado

Este es un ejemplo de cómo los TrPs se pueden propagar: Trabajas en un escritorio a un costado de una salida de aire acondicionado, el aire frío choca directamente en tu cuello del dalo derecho.  El enfriamiento constante de tu músculo tensiona tus escalenos en el costado derecho de tu cuello. Los TrPs en el escaleno causan que inclines tu cabeza, tensionando el lado izquierdo de tu cuello mientras éste compensa la dispareja distribución de peso.  Esto genera TrPs secundarios en el lado izquierdo de tu cuello, y puede provocar mas TrPs en el derecho, mientras otros músculos tratan de absorber la carga dejada por los escalenos debilitados.

Las tensiones causadas por dolor en el patrón referido de los escalenos derechos causa que se desarrollen TrPs en el elevador escapular, provocando un “cuello tieso”.  Tu hombro derecho se levanta, porque duele estirar esos músculos, los músculos en el área abdominal izquierda por debajo de las costillas se comprimen, y desarrollas TrPs secundarios en los dorsales (latissimus dorsi) de ése lado.  Estos TrPs provocan respiración corta, causando TrPs en los otros músculos respiratorios.  Tu columna vertebral desarrolla  una pequeña torsión vertical para proteger esos dolorosos músculos, y mientras la columna baja se tuerce en una dirección, la columna superior se tuerce en la otra.  Este proceso puede continuar hasta que tu cuerpo entero está cubierto de TrPs.

Los Puntos Gatillo miofasciales pueden causar síntomas del sistema nervioso autónomo.  Estos incluyen sudoración anormal, ojos llorosos, moqueo nasal, salivación excesiva y “bolas de ganso” en tu piel.  Los TrPs tienen disturbios propioceptivos relacionados con ellos.  Los propioceptores son receptores que estan relacionados con tu percepción espacial.  Esto incluye en donde estás en relación con objetos en el mundo alrededor tuyo, así como las relaciones entre una parte de tu cuerpo y otra.  Las disfunciones de los propioceptores pueden incluir desbalanceo, mareo y zumbido en los óidos.

No hay tal osa como un Punto Gatillo (TrP) de Fibromialgia. Los Trps son parte del Dolor Miofascial.  Puede ser que tengas ambas condiciones, o que tengas TrPs mal diagnosticados.  A diferencia de los Puntos Sensibles de la  fibromialgia, los TrPs pueden y frecuentemente refieren el dolor a otras partes del cuerpo.  La mayor parte de la gente ha oído hablar de dolor en el brazo durante un ataque al corazón.  Muchas mujeres experimentan dolor en sus muslos durante la menstruación.

Una vez que los médicos y terapeutas aprendan a reconocer el dolor miofascial, se sorprenderan de ver que tan común es esto.  ¡Una razón por la que es tan común es que los TrPs aislados son frecuentemente reconocidos y se quedan sin tratar!.  El tratamiento a tiempo y agresivo le da una oportunidad al paciente de mejorarse (McClafin, 1994).  Aun en el Dolor Miofascial Crónico (CMP por sus siglas en inglés), al identificar y eliminar  o modificar los factores perpeutantes, los TrPs responden mejor al tratamiento.

Los Factores Perpetuos

Los factores perpetuantes son condiciones o estresores que provocan que una enfermedad permanezca, a pesar de los intentos para tratarla. Los factores perpetuantes pueden estar relacionados con el comportamiento, tales como la postura. Pueden ser bioquímicos, como una deficiencia nutricional. También pueden ser mecánicos, por ejemplo unos zapatos que te queden mal. Algunos de estos factores perpetuantes también son factores agravantes o iniciadores.

Cuando se trata de fibromialgia y/o el dolor miofascial, la clave para funcionar mejor con la menor carga de síntomas posible es identificar tantos de tus factores perpetuantes como sea posible y afrontarlos tan intensamente como puedas. (Por afrontamiento se entiende el buscar la causa y soluciones a un problema, del inglés “coping”). Frecuentemente, un factor iniciará o agravará un TrP, y otro lo perpetuará. Por ejemplo, una caída puede activar un TrP, y un movimiento repetitivo en el trabajo lo podría perpetuar. Travell y Simons han documentado esto en gran cantidad de literatura relacionada con TrPs miofasciales. Yo me he dado cuenta que el identificar y afrontar los factores perpetuantes también funciona con FMS.

La causa del Dolor Miofascial Crónico (CMP) o la fibromialgia (FMS) es usualmente multi-factorial. Si tú dejas de mejorar a pesar de estar recibiendo la terapia adecuada, esto normalmente significa que hay uno o más factores perpetuantes que no se están considerando o afrontando. Algunas cosas, tales como tu estructura genética o un trauma del pasado, no se pueden cambiar. Probablemente haya muchas cosas que sí puedes cambiar. Estos cambios pueden tener un tremendo impacto en tu habilidad para funcionar, así como en tu calidad de vida. Como una piedra en el zapato, debes identificar el problema y aceptar que ahí está desde entes que tomes medidas para corregirlo. Entre mas pronto identifiques que factores tienen un impacto negativo en tu salid, mas pronto tomarás medidas para cambiarlos.

Necesitas identificar y tratar condiciones coexistentes (Alergias, infecciones, etc.), aprender y practicar la correcta forma de respirar, observar buenas posturas y mecánica corporal, tratar lastimaduras rápida y adecuadamente, dormir un sueño adecuado y reparador, encontrar un programa nutricional que trabaje para ti y que te permita recuperar y mantener un peso saludable, evitar contaminantes, comer alimentos saludables y beber suficiente agua pura, mantener un programa de estiramientos generosos y ejercicio, balancear tu metabolismo (esto incluye el sistema endocrino), y asegurarte de que tus muebles te sienten bien. Evita el estar inmóvil, porque esto último puede causar TrPs, que también pueden ser causados por movimientos repetitivos. Probablemente tendrás que hacer cambios en tu estilo de vida, tales como evitar o minimizar el consumo de alcohol, carbohidratos y cafeína. Necesitas definitivamente eliminar el tabaco. Tu equipo de terapeutas necesita entender que no puedes fortalecer un músculo con un TrP, ya que dicho músculo se encuentra inhibido. El incrementar la carga de trabajo o el entrenamiento con pesas son ejemplos de una terapia física inadecuada para los TrPs, así como un factor perpetuante.

Tienes que respetar los límites y poco a poco irlos abriendo. También necesitas educar a tus compañeros acerca de esto. El errar en escuchar a tu cuerpo es otra forma de abuso. El dolor, la fatiga, la debilidad, temblores, entumecimientos, pesadez y torpeza en tus movimientos, rigidez y falta de control son todos signos de que algo anda mal. Escucha. Solo tienes un cuerpo para esta vida. Cuídalo.

Regresa al Principio


Aseguran que Frida padeció Fibromialgia

Los estudios llegaron a esta conclusión por las cartas en las que la pintora describía el tipo de dolor que sentía

Por Ana Marín Urdapilleta
Grupo Reforma

Distrito Federal (30 junio 2004).- Estudios recientes indican que la pintora mexicana Frida Kahlo padeció de fibromialgia, un trastorno del sistema nervioso que produce dolor crónico y con frecuencia se acompaña de fatiga persistente.

Este padecimiento, que fue descrito en la década de los 90, afecta al dos por ciento de la población y en especial al sexo femenino, de acuerdo con Manuel Martínez Lavín, reumatólogo e investigador del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez.

El especialista explicó que, aunque existe un componente genético, el problema puede desencadenarse a causa de un fuerte impacto físico. En el caso de la pintora, el accidente que sufrió.

Explicó que varios expertos han llegado a esta conclusión por las cartas en las que Frida describía el tipo de dolor que sentía, el cansancio extremo y, además, por algunas de sus pinturas.

"El diario de Frida contiene un dibujo de ella llorando, once flechas señalan puntos anatómicos específicos. La mayoría de ellos se definieron años más tarde como los sitios álgidos de la fibromialgia", dijo.

Asimismo, el cuadro "Columna Rota" transmite una sensación de dolor generalizado y persistente.

"Nuestras investigaciones sugieren que fue fibromialgia postraumática la verdadera causa del padecimiento crónico de Frida".

Algunos de los síntomas de esta enfermedad son dolor de cabeza, adormecimiento de extremidades, cólicos abdominales, ansiedad y sequedad en la boca.

Por tratarse de un padecimiento descubierto hace relativamente poco tiempo, y por la inespecificidad de sus síntomas, muchos médicos no saben reconocerlo, advirtió Martínez Lavín.

Regresa al Principio

THESE PRODUCTS ARE NOT INTENDED TO DIAGNOSE, CURE OR PREVENT DISEASE. THESE STATEMENTS HAVE NOT BEEN EVALUATED BY THE FDA.
 
 
Copyright - 1995 to present - MedVitamins - ALL RIGHTS RESERVED!